.

.

viernes, 2 de enero de 2015

QUERIDO PIRATA

Querido pirata:
Sirvan estas breves letras para agradecerte la difusión que estás dando a mi obra.
No nos conocemos, claro, pero supongo que algún amigo en común tenemos, que me comentó el trabajo de propaganda que estás haciendo a mi favor.
Impresionante, de verdad. Tras buscar el libro en los foros de descarga gratuita en que lo has puesto y encontrarlo en más de veinte páginas no puedo más que mostrarme sorprendido, me das más publicidad de la que consigo por mi cuenta.
Supongo que algo ganarás haciendo esto, o tal vez tu motivación sea la de compartir la cultura, enfrentarte a ese monopolio imperialista que algunos dicen que estrangula la letra escrita, convirtiéndola en el negocio de unos pocos... no sé, tal vez seas un héroe en ese sentido. Y claro, es lógico que lo hagas con pequeños autores, gente que como yo apenas puede hacer otra cosa que protestar y gritar un poco. Egos ofendidos y enrabietados, pensarás. No parece que tu lucha por la libertad vaya dirigida contra quienes tendrían recursos suficientes como para echarte encima abogados y demandas, claro, no confundamos el heroísmo con el exceso de riesgo. Te comprendo.
Habrá quien no te entienda, querido pirata, quien piense que cuelgas nuestros textos en esos foros para conseguir beneficios; ya sabes, puntos para regalos, participación en la publicidad de sus páginas, regalías por nuevos usuarios... porque claro, hay que entender que tu cruzada contra los monopolios, las empresas y demás no afecte a la mucha, mucha, publicidad que emana de esos foros. Ya te habrás fijado en que es casi imposible entrar en ellas sin que un bunner te salte a la cara o un autoejecutable trate de descargarse. Pero seguro, querido pirata, que asumes esto como un sacrificio por la causa.
Me ha gustado mucho ver que varias personas te agradecen en dichos foros tu aportación. Es lo justo, querido pirata, que recibas felicitaciones y parabienes por tu trabajo. A fin de cuentas, ha de ser complicado eso de copiar y pegar una novela y colocarla en tantos y tantos sitios. Más de veinte, creo que ya lo he dicho, pero es que es tanto tu esfuerzo... no como el de los autores, sentaditos en su salón o en su despacho, seguro que tomando cervecitas y viviendo del cuento.
No, no voy a venderte esa imagen del autor esforzado que saca tiempo de donde no lo tiene, que cuenta con un mínimo de talento y lo compensa con un mucho de disciplina, de trabajo y de sacrificio, para tratar de llegar al lector. Todos sabemos que lo nuestro es fácil comparado con lo tuyo, querido pirata. Y además, somos tan ambiciosos y egoístas que tratamos de vender nuestras tonterías en plataformas digitales o librerías, como si mereciésemos un pago por ello.
No te contaré tampoco, querido pirata, que tras acabar el trabajo literario viene la maquetación, el diseño de portada, cosas que requieren el mismo o mayor esfuerzo creativo. Es mucho más fácil e inteligente usar tu método, tomar esa portada que otro ha diseñado y usarla para publicitar lo que has colgado. Que se fastidien esos pintamonas con ínfulas, claro que sí.
Bien sabes tú lo que representa el trabajo de maquetación y, como he visto, en tu superior inteligencia y capacidad has decidido obviarlo. Conviertes los textos que otros tratan de dejar claros y cómodos para el lector en párrafos salteados, páginas desordenadas con espacios sin sentido y márgenes ininteligibles. Dios y tú escribís con renglones torcidos, sin duda. Bueno, no seré yo quien te lo reproche. Después de todo, mi egocentrismo de escritorcillo pedante me llevaría a decir que, quien se lo descargue gratuitamente, que se fastidie. A caballo regalado no se le mira el diente, ya lo sabes. Tampoco seré yo quien te diga que podías currártelo un poquito, que tu lucha por la libertad –seguro, repito, no es un intento de negocio por tu parte- no tiene por qué estar reñida con el trabajo bien hecho y el esfuerzo. Ni voy a explicarte qué significan esos términos, claro. Para qué.
Me limitaré a decirte, eso sí, que no es el tema económico el que motiva a quienes hacemos esto. Por supuesto me encantaría vivir de lo que escribo, no lo voy a negar, pero soy un tipo realista. Por eso el precio de mi ebook en Amazon es el que es. Si vendo dos libros, puedo tomarme un café con los beneficios.
Por eso también, en este blog no hay publicidad ni banners, no hay anuncios que salten a la pantalla de mis lectores, no hay más que las pobres letras y las historias que puedo ofrecer. Es muy probable, seguro, que mis relatos te hayan generado más beneficios a ti en diez días de piratearlos en tus foros que a mi en todo el tiempo que llevo escribiendo.  
La cosa está en que venderlo, interactuar con mis posibles lectores y con otros autores en las redes me da la oportunidad de aprender, de hablar con unos y con otros, de mejorar y educarme. Esto, querido pirata, es algo que no podrás entender, porque tú ya lo sabes todo, ya eres un tipo listo y hasta un sabio, supongo. Pero a algunos nos queda un largo, largo camino para desarrollarnos como desearíamos, y en ese camino, involuntariamente y sin ánimo de daño por supuesto, eres un bache.
Por esta semana al menos lo has conseguido, querido pirata. Es la primera vez en un año que no entrego a quienes son tan amables de seguirme un nuevo capítulo.

Pero la próxima lo habrá. 

11 comentarios:

  1. No sabría decir si e he quedado sin palabras o si no puedo decir nada más o mejor de lo que tú has expuesto en el post de hoy.
    Me he pasado por Lo Juro por mi Tatuaje con intención de saltar el muro y divertirme como cada Viernes y me he encontrado con esto.
    Sólo puedo aplaudir tu entrada y sobre todo, y lo que es más importante, tu esfuerzo y excelente trabajo, ese que haces aún sabiendo que no te reportará grandiosos beneficios económicos pero que, sólo faltaba, espero no se los reporte a otros. Parece que vivimos en un país cuyo deporte nacional es beneficiarse del esfuerzo de el de al lado. ¡Ánimo José Martín!

    ResponderEliminar
  2. Estoy muy perdida ultimamente, tengo líos informáticos, telefoneros y familiares. Los familiares serios. Me ha apenado mucho llegar y encontrarme con este faenón. No sé si tendrás consuelo con palabras "amables" pero, por si acaso, aquí te dejo las mías, así como un abrazo bien largo, apretado y con balanceo (lo del balanceo he aprendido este último año que es muy importante).
    No te desanimes, Enano, no le des ese poder a quien no lo merece.
    Un bico.
    .

    ResponderEliminar
  3. Si es que da gusto leer como defecas en sus parientes difuntos, mi querido José. Llenarás libretas de historias cada día más ácidas y esto será lo que dices, sólo un bache. Me sumo al abrazo de Rosa.
    Pasa Calgonit a la cafetera y a destripar madrugadas :)

    ResponderEliminar
  4. Me salieron sapos y culebras por la boca cuando me enteré, pero como me dijeron hace poco, si no me sale de las entrañas "No lo hagas",eso sí,si este amigo las quiere,se las doy sin hacer un corta y pega.

    Un abrazo colega, somos muchos los que nos pasamos por aquí y sabemos donde hay un gran trabajo,cosa que haces todos los viernes.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias, amigo Esteban. Un placer verte por aquí :)

      Eliminar
  6. Yo vengo de leer TIEMPO DE RUINAS, que termina en el capítulo 16 del Rencor de los Dioses y me he encontrado con esto. Ha pasado un año y pico y el post todavía tiene toda su vigencia. Si no en este autor en concreto, sí en cualquier otro cuya obra haya sido copiada vergonzosamente.
    Suscribo y ahora, al placer de leer.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ricardo. Esto de la piratería... bueno, un tema siempre polémico y siempre en vigor, me temo.

      Eliminar
  7. Bravo por tu educado desdén y la fina ironía de tus argumentos. Aunque no haya forma de luchar contra esta carroñera realidad cotidiana.

    ResponderEliminar
  8. Esto es lo mejor que le puede pasar a esa gentucilla, que encima se encuentren personas educadas como tú. Yo aluciné la primera vez que vi, mi obra gratis en un par de portales... Con el registro de la obra, esas cosas no hay que dejarlas pasar así por las buenas, puedes poner una denuncia, en un departamento que regula delitos (tecnológicos) relacionados con el tráfico, estafas web y demás... Y si crees que hay algo de LOPD (protección de datos) la multa que le puede caer es bastante gorda. Tengo que ponerme a ello y espero encontrar tiempo para recopilar las paginas y denunciarlo... Ya te digo, que aunque sea difícil perseguir a los "piratas", esos mismos borregos, lo cuelgan públicamente y eso deja rastros! Yo, no les voy a dejar hacerlo! No se si hay alguna especie de sindicato, o algun movimiento asociativo que intente luchar con esto, pero si averiguas algo más y necesitas apoyos de otros autores, cuenta conmigo!!

    Excelente artículo, felicidades compañero! Ánimo!

    ResponderEliminar

Ya podéis comentar tranquilos, sin palabras ilegibles ni más trámites. No os cortéis, vuestras opiniones me vienen muy bien.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...